Periodoncia

· Estudios periodontales exhaustivos nos permiten diagnosticar y tratar la enfermedad de las encías.

· Establecemos protocolos de mantenimiento periódicos personalizados que nos permiten controlar la enfermedad periodontal y así poder conservar todos los dientes sanos e implantes de nuestros pacientes.

 

 

Periodoncia

 

¿Qué es la Periodoncia?

La periodoncia es la especialidad de la Odontología que estudia la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades o anomalías que afectan a los tejidos que soportan los dientes. Las principales enfermedades periodontales son la Gingivitis y la Periodontitis.

 

¿Qué es la Gingivitis?

La gingivitis es una inflamación de la encía sin afectación de los tejidos de soporte dental, producidos por la acumulación de placa bacteriana. En algunos pacientes, la gingivitis no tratada puede evolucionar a periodontitis.

 

¿Cómo prevenir la Gingivitis?

Para prevenir la gingivitis hay que eliminar la formación de placa mediante una buena higiene bucal. La inflamación puede aparecer en pocos días y la placa puede favorecer la formación de cálculo. Un cepillado correcto y el uso de hilo dental previene la formación de placa. Para eliminar el cálculo que se haya podido formar hay que acudir al dentista para realizarse una limpieza profesional.

 

¿Qué es la Periodontitis?

Es una enfermedad que afecta al 90% de la población por encima de los 35 años y es la primera causa de pérdida de dientes en la población mundial.
Es una enfermedad bacteriana que afecta a la encía y al hueso que soportan los dientes. Puede manifestarse con enrojecimiento,  inflamación y sangrado de las encías al cepillarse. Además puede producir mal aliento, recesión de encías y movilidad en los dientes.

 

¿Cómo puedo saber si mi encía está enferma?

En la mayoría de los casos las enfermedades de las encías transcurren sin dolor y muchos pacientes las padecen sin saberlo.

Su detección precoz y tratamiento son muy importantes, siendo necesaria la ayuda de un odontólogo especializado que, mediante un examen clínico y radiológico completo, pueda realizar un diagnóstico correcto.

Los primeros signos y síntomas que aparecen cuando una encía no está sana son el sangrado espontáneo o, tras el cepillado, la inflamación, el enrojecimiento y la hinchazón de la encía.

Cuando el problema avanza se pueden detectar otros síntomas como la retracción de las encías, dientes con aspecto más largo, mal sabor, presencia de pus y mal olor de boca, movilidad y separación de los dientes, aumento de la sensibilidad con el consumo de bebidas y alimentos fríos, sensación de ardor y dolor en las encías.

 

¿Cuál es la causa de las enfermedades periodontales?

La causa de estas enfermedades es de origen bacteriano. En la boca tenemos gran diversidad de bacterias que si no eliminamos mediante una buena higiene oral, pueden penetrar en el espacio que existe entre el diente y la encía, provocando una reacción inflamatoria y destructiva. La bacteria presente en la placa causa la enfermedad periodontal, las toxinas de las bacterias irritan las encías y provoca que se desprendan de los dientes formando las bolsas periodontales. Conforme la enfermedad avanza, las bolsas se extienden, aumentan de profundidad y la placa destruye el hueso que sostiene al diente.

Otros factores que agravan la enfermedad periodontal son la genética, el tabaco, la diabetes, el estrés y la obesidad.

 

¿Cómo se diagnostican las enfermedades periodontales?

 Las enfermedades periodontales se diagnostican mediante un examen clínico indoloro (periodontograma) para obtener datos de la salud de las encías y mediante la realización de pruebas complementarias como radiografías (seriada periapical).

En la seriada periapical valoraremos si hay pérdida en el hueso que sujeta los dientes y cuáles son las características y cantidad de pérdida ósea. A través de la seriada radiográfica también valoraremos el resto de patologías dentales como la caries dental, patología del nervio dental, entre otros.

El periodontograma representa el registro de datos que mide la cantidad de infección de las encías. Sirve como punto de partida y comparación con los datos registrados en la re-evaluación de la terapia una vez se ha finalizado el tratamiento.

En la actualidad, sabemos que hay diferentes infecciones de encías y que algunas de ellas pueden necesitar tratamiento con antisépticos y antibióticos. A veces puede ser necesario realizar exámenes microbiológicos y genéticos para acabar de dar la información necesaria para establecer un plan de tratamiento individual para cada paciente.

 

¿La enfermedad periodontal tiene curación?

Sí. El diagnóstico y tratamiento precoz son muy importantes porque dependiendo de la cantidad de hueso perdido, los dientes tendrán un mejor o peor pronóstico.

El objetivo del tratamiento periodontal se basa en controlar la infección que produce la enfermedad. Una vez controlada la infección, el proceso destructivo de los tejidos de soporte, en la mayoría de los casos, se detiene consiguiendo conservar los dientes.
¿Cuál es el tratamiento ?

El principal objetivo es el control de las bacterias causantes de la enfermedad.

El éxito del tratamiento de esta infección periodontal está directamente relacionado con el nivel de colaboración por parte del paciente, razón por la cual es indispensable que el paciente entienda cuál es el origen y el tratamiento de la infección.
En la mayoría de los tratamientos se incluye:

  1. Fase higiénica: motivación y enseñanza de higiene oral por parte del profesional. Eliminación de placa o cálculo (también conocida como sarro) mediante unos instrumentos diseñados especialmente para ello llamados curetas. El tratamiento se conoce como raspado y alisado radicular. Según el nivel de afectación de la enfermedad se establecerá el número necesario de sesiones.
  2. Fase de re-evaluación: posteriormente al tratamiento periodontal se realizará un nuevo periodontograma para confirmar la curación de la infección. En caso de que la periodontitis no esté curada porque la infección es muy profunda será necesario un tratamiento periodontal avanzado.
  3. Fase quirúrgica: en los casos indicados donde se requiera eliminar los depósitos de bacterias muy profundos se realizará una cirugía periodontal básica. En algunos pacientes con defectos óseos verticales puede realizarse tratamiento regenerativo periodontal. El objetivo de este tratamiento además de eliminar la infección es regenerar parte del hueso perdido por la infección.
  4. Fase de mantenimiento: Una vez finalizado el tratamiento, el periodoncista indicará la frecuencia de los controles periódicos necesarios para mantener los resultados conseguidos.

¿Cuál es la prevención de la re-infección de las encías?

Una vez terminado el tratamiento periodontal y verificado que la infección está curada es imprescindible realizar un seguimiento de la salud conseguida a través de un programa conocido como mantenimiento periodontal. Su objetivo consiste en preservar la salud de las encías y evitar una nueva infección periodontal.

El mantenimiento constituye una etapa muy importante del tratamiento periodontal y la única manera de conseguir el control de la enfermedad periodontal a largo plazo, ya que ésta puede recidivar (reaparecer).

Una vez controlada la infección, el proceso destructivo del hueso se detiene y de este modo se pueden conservar los dientes y los tejidos periodontales sanos.

El intervalo de visitas será establecido por el periodoncista, en base a las necesidades individuales de cada caso particular, pero suele oscilar entre 3 y 6 meses.

Tras un tratamiento periodontal puede aparecer una mayor sensibilidad al frío, que habitualmente desaparece de forma espontánea transcurridos unos días, o los dientes pueden presentar un aspecto más largo debido a la retracción de la encía.

 

¿Cuál es la importancia de ser diagnosticado y tratado por un buen especialista?

Tanto el diagnóstico como los tratamientos destinados a curar y controlar la enfermedad periodontal han evolucionado mucho en los últimos años. Es por ello que es fundamental ser tratado por un buen periodoncista que esté constantemente actualizado en las nuevas técnicas y procesos de tratamiento y que los aplique de forma adecuada.

La Dra. Neus Carrió es la especialista responsable del departamento de periodoncia de la clínica. Su perfeccionismo, delicadeza y espíritu de superación han hecho que ya sean muchos los pacientes que le confíen el control de sus encías. Actualmente la doctora ejerce como profesora y coordinadora del Máster de Periodoncia en la Universidad Internacional de Catalunya, es también miembro del ‘UIC Regenerative Medicine Research Institute’, centro puntero en la investigación de células madre, y, recientemente, ha sido seleccionada como uno de los integrantes de la lista ‘TopDoctors®’, mejor especialista médico privado de Catalunya.